Cuentos solitarios.

Cuentos solitarios.

En ocasiones, te rodean personajes ficticios. Esos que se escabullen entre la realidad de un mundo fantástico. Y sin embargo, no existe nada más. Solo quedas, tú.

«Solo soy un grano de arena».

“¿Dónde vas, mi niño?”

“Como un halcón peregrino: Como, un águila imperial”.

“Eran”

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: